Las dedicatorias son un "dolor de cabeza" para muchas personas que quieren hacer un regalo. Poner en palabras todo eso que uno siente resulta bastante difícil. En ocasiones terminamos extendiéndonos demasiado y el mensaje central de nuestra dedicatoria se termina ocultando. Hay algunos consejos prácticos que pueden resultar útiles al momento de redactar su mensaje.

Con relativa frecuencia encontramos que muchas personas no acostumbran a cortar la punta del tallo de sus flores antes de hacer su florero o lo cortan con las tijeras no adecuadas.

Algunas personas cortan los tallos con una tijeras tradicionales de cortar papel o incluso con el “cuchillo de la cocina”. En ambos casos, no solo estamos dañando las tijeras y muy seguramente el cuchillo costoso de la cocina, sino que el corte nunca es igual al que se hace con las tijeras diseñadas para cortar flores, esas que tiene la forma del pico de un loro.

Que bueno que tantas personas nos hayan solicitado continuar con la iniciativa de compartir recomendaciones en el cuidado de sus flores. Eso nos motiva en ese gran propósito que solo busca compartir ideas para el mejor manejo de las mismas.

Siguiendo con nuestras recomendaciones para un buen cuidado de las flores, hoy queremos compartir una sugerencia relacionada con el nivel de agua. Está comprobado que en muchas oportunidades, las flores se nos quedan sin agua.